Cuando el atardecer cae en Bolonia

 

 

Cuando el Sol esconde sus rayos en Bolonia, los colores expanden sus matices en el rosado de su posar en el mar. Así se plasmó  en las familias, tras su paso por las vacaciones de Yoga en Familia. Matices de vivencias, de encuentro, de emociones atravesadas, reconocidas, sanadas, aceptadas y acompañadas: 6 familias sanadas por su encuentro en el alma del yoga, la unión de los opuestos.  Encontrados por el camino, mientras descubríamos el yoga, el espacio de comunicación dentro de la familias, matices que enriquecen las miradas cómplices de quien comparten algo.  y allí se encontraba el AMOR, el cariño maternal, paternal, el que está ahí pero con las prisas no te paras a ver, pero la quietud. el silencio detrás del kaos, detrás de la batalla perdida a las palabras, llevó al encuentro con el propio YO, en el que  TODOS SOMOS TU,  donde la armonía emerge tras RE- CONOCERSE en el otro.
atardecer